Representa a la embarazada ensimismada en el parto de su primer bebé, el dolor se mezcla con la paz de dar vida. En su vientre las betas de la madera dibujan de lo que conocen las madres antes de dar a luz , la ecografía de su aun no nato. En este dibujo que forman las betas está la mágia de esta pieza pues esto solo puede aparecer por puro ¨azar ¨

Esta escultura como muchas de las que hago en Madera esta tallada al Hacha y Gubia, luego acabada con raspines y lijas

Madera de Ciprés.