Detrás el laberinto del Dios., Él en su inconmensurable poder nos mira desde su trono, sabiendose tan fuerte, no hace gala de ello, solo la calma de su mirada y su pose tranquila nos dan idea de lo que es capaz . Sus cuernos de toro fueron sustituidos por los de Carnero en su mutación hacia lo divino.
El rey de Minos, ¨Mino Aries ¨ Mármol Rosa de Portugal